Blogia
Desde China, para ti

Contraseñas

Si cuento todas las contraseñas de las que dispongo hasta ahora, suman más de diez, y que conste que soy una persona común. No tengo caja fuerte -¡menos mal!- y en las maletas decidí que es mejor poner un candado con llave después de olvidar la contraseña de tres cifras de mi maleta y tener que estar más de dos horas dando vueltas a las ruedecillas de los números. Para qué hablar de las ampollas que me salieron en los dedos. O del móvil, más de una vez bloqueado por confundir su contraseña con la de la visa...

Casi sería mejor que hubiera un lugar para guardar todas las contraseñas que uno necesita y así, con sólo recordar la de ese lugar ya habría suficiente. Pero quizá no sería lo bastante seguro en este mundo de desconfianza que nos rodea.

Cuando era pequeña, allá por los años 70 del siglo pasado, no recuerdo que existiera ninguna contraseña. Como mucho en las películas de espías se veían esos códigos secretos que desvelaban informaciones escondidas. En la vida cotidiana, las máquinas se reducían a las de tabaco de los bares y poco más. Y además funcionaban con monedas. La primera contraseña que recuerdo fue la de la cuenta del banco de mis padres, que nunca utilizaron porque preferían el trato personal del cajero humano al frío del cajero automático.

Si miramos el lado positivo del engorro que supone tener tantas contraseñas en el cerebro, quizás descubramos que tiene una parte hasta romántica. Por ejemplo, en las contraseñas de seis cifras recordaremos el día, mes y año en que conocimos a nuestro ser amado. O también el momento más importante de nuestra vida, el año de nacimiento. O el nombre de nuestro mejor amigo, que a veces sobrepasa los seis dígitos.

Desde que estoy en China, el número de contraseñas ha aumentado y, con ellas, el número de cosas a las que estoy unida, claro. A veces, cuando hago limpieza general de mi casa me dan ganas de eliminar toda esa basura que no ocupa lugar físico, pero sí virtual. Porque, al fin y al cabo, ¿de qué sirven tantas contraseñas si el que quiera entrar en mis dominios lo va a hacer igual con o sin ellas?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

juanpa -

Prueba Locknote de Steganos ... una contraseña guardara de forma muy segura el resto https://www.steganos.com/es/products/home-office/locknote/overview/?tx_steganoslocknote_pi1%5Bdl%5D=1
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres